HUMOR CIENTÍFICO

HUMOR CIENTÍFICO
¿Con qué se cura la anemia? Con Fe

miércoles, 17 de junio de 2015

¿QUÉ OPTATIVA HAGO EN SEGUNDO DE BACHILLERATO?


   Termina un duro año de trabajo para los alumnos de primero de bachillerato. Todos estamos cansados (yo mas que nadie, que para eso soy el mas viejo del lugar), pero sonreímos al intuir la luz del verano que se aproxima. Tardes de sol, largos dias de vagancia, de sueño, de mucho hablar con los amigos, de risas, quizás de baños en la playa...
    Pero antes de eso, a los alumnos que han hecho bien su trabajo les queda una elección muy importante que hacer. Una elección de la que puede depender en gran medida su futuro: ¿Qué optativa elijo en segundo de bachillerato?.
   Porque segundo de bachillerato es un curso esencial que marca profundamente el futuro académico de la persona que desea realizar estudios universitarios. Es un curso duro, muy duro; casi con toda seguridad el curso que requiere una mayor dedicación y esfuerzo en lo que les resta de vida formativa (sólo comparable, salvando las distancias, a realizar un examen del MIR o preparar una oposición fuerte).
   En segundo de bachillerato no basta con obtener una notita que salve los muebles. Ahora tenemos que competir con todos los alumnos andaluces para obtener esa nota de acceso en la selectividad que nos permite entrar en tal o cual facultad (y ni te cuento si queremos un doble grado).
   Y además no podemos perder de vista el hecho de que hay muchas carreras esperando, un gran abanico de posibilidades que no podemos descartar de un plumazo eligiendo optativas que nos puedan restringir la elección.
   ¿Cómo no equivocarme? Intentaré ayudar con este post.
   A mi entender hay que comenzar respondiendo a una pregunta básica: ¿somos resultadistas o apostamos por la formación?.
   A los primeros les interesa estrictamente el resultado a obtener, es decir, una nota que nos permita entrar en la carrera elegida a toda costa, sin mirar si la optativa elegida me sirve para afrontar esos estudios superiores que queremos hacer. En este caso elegiremos una optativa con poca exigencia en contenidos, lo que me permitirá obtener una muy buena nota durante el curso y la selectividad. Además me libera tiempo para dedicar otras asignaturas.
   No es un mal plan, si somos conscientes de dos cosas: tendremos que estudiar mas durante las carreras en esas asignaturas de las que no tenemos nivel (no la hemos elegido como optativa en bachillerato) y que podemos quedarnos sin plan B si no conseguimos a pesar de todo entrar en la carrera elegida.
   Pongamos un ejemplo típico basado en mi experiencia. Queremos hacer medicina y elegimos historia de la música en vez de física. Si no entramos en medicina nos hemos creado un problema importante si pretendemos hacer una ingeniería (que era el plan B).
   Y perdemos mas cosas. Si hacemos física ampliamos nuestras habilidades matemáticas (que estamos trabajando constantemente en física), desarrollamos nuestra capacidad de abstracción y resolución de problemas y somos capaces de comprender mas y mejor muchos aspectos de otras asignaturas de ciencias; como química (enlaces, átomos), biología (impulsos nerviosos, forma de trabajo de músculos), electricidad y otras.
   Por cierto.. ¿hemos valorado el aumento de notas en estas otras asignaturas por cursar la asignatura mas útil,en vez de la mas cómoda?.
   Por el contrario las personas que buscan formación eligen su optativa sólo en función del tipo de carrera que tienen en mente realizar. Así si quiero hacer la carrera de química, resulta imprescindible elegir física de optativa, dado que me enfrentaré a varias asignaturas relacionadas con la física (Física I y II, Química Física I, II y III y Ampliación de Química-Física).
  ¿Cual es la mejor opción?. Pues todo depende de los objetivos que persigamos y de  nuestra capacidad para afrontar asignaturas complicadas.
   Si la carrera elegida tiene una baja nota de corte ,entonces debemos buscar únicamente nuestra formación. En la universidad de Sevilla la nota de corte de química (2013-2014) fue de 7'77 y 6'45 para matemáticas. Basta con aprobar la selectividad (contando con las asignaturas de modalidad para subir la nota de admisión) para entrar en estas facultades; por lo que si queremos ser matemáticos elegiremos física (física I y II en el plan de estudios de matemáticas) o bien estadística o algo de informática (hay computación en el plan).
   Si la nota de corte es alta, buscaremos un equilibro entre resultado y formación. Si vamos a una carrera relacionada con la salud (medicina, enfermería) y la física me resulta imposible, entonces elegiré otra optativa que también me sirva para el futuro y que me ayude en el presente, como estadística. Y siempre tendré presente el plan B, no vaya a ser que después no entre y no pueda acceder a esa carrera que a lo mejor también me puede apetecer realizar (como óptica, que requiere mucha física).
   Son elecciones difíciles que alguno de vosotros tendrá que hacer con mucho cuidado, valorando todos los pros y los contras: facilidad de obtener una anota alta, nota de corte de la carrera que quiero, futuras careras que puedo querer hacer, conocimientos y habilidades que debo de adquirir y me ayudan o me harán falta, etc.
   Pero yo siempre aconsejo priorizar la formación. La formación es siempre el camino mas correcto. En la vida los atajos fáciles para alcanzar los objetivos a corto plazo no compensan. Siempre es mejor andar los caminos que nos llevan con mayor seguridad a conseguir los objetivos a largo plazo. Bien los sabemos aquellos que tenemos mas experiencia (ya sabéis eso de que mas sabe el diablo por viejo que por diablo).

P.D.: agradecería a lo lectores que comentasen este post, especialmente a mis antiguos alumnos (si me leéis, claro) que están este año en la universidad, ya que bien puedo estar equivocado en mis apreciaciones. Y el objetivo del post es ayudar a elegir a mis alumnos actuales (o a quién me lea que esté en esta circunstancia) y no a sentar cátedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario